Los panes más populares mundialmente

El pan es uno de los alimentos más antiguos en toda la historia de la humanidad, ya que lleva acompañado al ser humano desde la prehistoria. Este se ha ido adaptando a las diferentes épocas y culturas que encontramos alrededor del mundo, de hecho, hoy en día es muy extraño comer sin algunas rebanadas de pan en la mesa. 

Así que el pan se ha convertido en un alimento básico en todas las culturas culinarias. Por lo cual, podemos encontrar una gran infinidad y diversidad de tipos de panes, los cuales van variando dependiendo de las necesidades y gustos de cada país

Por esta razón, a continuación os invitamos a dar la vuelta al mundo a través de los panes más populares mundialmente.

 

La vuelta al mundo en panes

Focaccia

Se cuenta que su origen se remonta en la civilización griega o etrusca, es decir, en la actual Toscana. Sin embargo, hoy en día la focaccia es altamente conocida como uno de los panes más utilizados en Italia

Esta comida es considerada muy nutritiva y versátil, de hecho, se pueden encontrar focaccias saladas y dulces. La más tradicional se compone de aceite de oliva, ajo, romero, sal y pimienta. No obstante, igual que la pizza, se pueden realizar con un sinfín de ingredientes como las olivas y la cebolla.

 

focaccia de olivas

 

Pan de Pita

El pan de pita proviene de los países de Oriente Medio, y se dice que este debe su origen a los panes que se realizaban en el antiguo Egipto. Se caracteriza por ser hueco por dentro, y extremadamente crujiente por fuera, ya que se cocina a altas temperaturas.

El pita es el pan que se utiliza para crear los famosos kebabs, de la misma manera, que también se utiliza para acompañar el hummus, falafel, purés, y una gran variedad de platos y recetas. 

 

pan de pita

Imagen de Alex Block

 

Pan de Centeno

En los países del norte de Europa encontramos el famoso pan de centeno, o también conocido como “pan negro”. Incluso en la región Alemana de Westfalia, elaboran su propio pan de centeno conocido con el nombre de Pumpernickel, este tiene un toque dulzón y pastoso

Cuentan que su origen se encuentra en el S. VI, cuando los vikingos ya lo preparaban. Este destaca por su miga densa, su corteza gruesa y oscura, y su capacidad de conservación duradera. Principalmente, se usa para acompañar salsas y sopas tradicionales de los países escandinavos.

 

pan de centeno

 

Baozi

Uno de los panes más curiosos es el Baozi, un pan conocido y utilizado cotidianamente en las regiones chinas. Este pan se caracteriza por ser todo miga, sin nada de corteza, y normalmente se consume durante el desayuno.

Por lo cual, es parecido a un bollo y se puede rellenar con carne de cerdo y jengibre, o con diferentes verduras. Además, este pan a diferencia de los otros, se cocina al vapor y puede llegar a ser un poco complejo. Por esta razón, os aconsejamos utilizar buenas herramientas para prepararlos, como por ejemplo el Robot de cocina kCook Multi de Kenwood, ya que cuenta con una bandeja de vapor que facilitará la creación de los Baozis.

 

Baozi

Imagen de Thom Milkovic

 

Stollen

El pan dulce por excelencia es el Stollen Alemán, el cual es tradición comerlo durante las fiestas de Navidad. Este normalmente se rellena con nueces y pasas, y se cubre totalmente con azúcar glasé. No obstante, también existen sus variedades con almendras, semillas de amapola o mazapán.

 

stollen

 

Chipá

El chipá es muy conocido en diferentes países de Latinoamérica como Bolivia, Argentina, Paraguay o Brasil, donde le llaman pan de queso. Tal como indica este último nombre, tiene un gran sabor a queso y se toma para acompañar el o café.  Tiene forma de bolita o rosca, con una corteza muy crujiente y una miga muy suave y fina.

 

pan de queso

Imagen de Ricardo Bacelar

 

Bagels

Los bagels eran esenciales en la dieta polaca durante el S. XVII, no obstante, poco a poco también pasaron a formar parte de la dieta judía. Con la migración de esta cultura, los bagels actualmente son conocidos internacionalmente y usados en muchas regiones del mundo. 

Se trata de un pan muy versátil, ya que se pueden elaborar una gran variedad de bagels dulces y salados, con diferentes ingredientes y alimentos. Su forma es muy parecida a una rosquilla, con una corteza crujiente y una miga esponjosa.

 

bagels

 

Baguette

La baguette es el pan más consumido en el mundo, ya que esta delicia francesa posee un interior suave y esponjoso, y un exterior crujiente. Además, su forma alargada y delgada es perfecta para realizar una gran infinidad de recetas

Otro dato curioso sobre este pan, es que es considerado un símbolo nacional en Francia, donde han implementado una ley que define que la baguette tradicional solo se puede realizar utilizando antiguos métodos franceses.

 

baguette

 

Pan de maíz

Por último, encontramos el pan de maíz, el cual se puede preparar de diferentes formas. Sin embargo, normalmente se utiliza para acompañar sopas o barbacoas en el sur de los Estados Unidos, además de una gran variedad de platos.

Este pan se empezó a realizar cuando había escasez de harina de trigo, y las familias americanas se vieron con la necesidad de crear una nueva harina con el abundante maíz que tenían.

 

pan de maíz

 

 

 

¿Qué te han parecido estos panes? ¿Conocías todas estas variedades de pan y su historia? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre el pan aquí.

 

Cómo aplicar el zero waste en nuestra cocina

Es evidente que la gran cantidad de plástico que usamos a lo largo del día es impresionante, y que esto provoca la contaminación y deterioro del Planeta Tierra. Además, mucha comida se desperdicia y acaba en la basura, echando a perder los ingredientes y el proceso de creación de estos, hecho que afecta al medio ambiente. Por esta razón, últimamente mucha gente sigue movimientos como el Zero Waste, el cual consiste en reducir y evitar la generación de residuos siempre que sea posible. 

Uno de los sectores donde se desaprovecha más plástico es en el de la cocina, ya que se utilizan diariamente envases de un solo uso. Y aunque cada vez se impongan más medidas para reducir los residuos, y el reciclaje esté al orden del día, no es suficiente para solucionar este problema de consumismo.

Por este motivo, a continuación os damos algunos consejos para disminuir los residuos que se generan en nuestros hogares, para ser más respetuosos con el medio ambiente y hacer un consumo responsable de los alimentos.

 

Consejos para aplicar el Zero Waste

1. Evitar los plásticos en las compras

Para integrarnos en este estilo de vida, podemos empezar por evitar los plásticos en nuestras compras. Esto puede llegar a ser muy difícil, pero una buena alternativa para llevarlo a cabo es tratar de comprar los alimentos en tiendas a granel y alejarnos de los supermercados. Así, es mucho más fácil calcular la cantidad exacta que necesitamos, y también nos aseguramos de que los ingredientes son frescos, buenos, saludables y de proximidad. 

Además, podemos utilizar bolsas de tela, tarros de vidrio o cualquier envase reutilizable para transportar a casa ingredientes como el arroz, la harina, o las legumbres sin necesidad de utilizar ningún plástico. 

Si en nuestra ciudad o población no hay este tipo de establecimientos, siempre podemos recorrer a las tiendas de barrio o a los mercadillos semanales. Si no, por suerte las grandes cadenas de supermercados cada vez son más conscientes y respetuosas con el medio ambiente, y ofrecen productos envasados con materiales biodegradables.

 

cómo aplicar el zero waste

Imagen de Betty Subrizi

 

2. Aprovechar la comida

Darle una segunda vida a aquellas comidas e ingredientes sobrantes, también es una muy buena opción para evitar el deterioro del medio ambiente y el derroche de comida. Por este motivo, a continuación os damos algunas ideas para aprovechar la comida.  

Para empezar, podemos realizar diferentes purés y cremas con aquellas verduras y hortalizas que están a punto de ponerse malas, o que nos han sobrado de comidas anteriores. De la misma manera, si nos sobra carne o pescado, se puede aprovechar para preparar croquetas, empanadillas o incluso caldo.

En el caso de aquellas frutas que empiezan a estar muy maduras, antes de tirarlas se pueden usar para cocinar mermeladas, batidos o tartas. Por ejemplo, se puede crear una deliciosa tarta de manzana, y ayudarnos de un robot de cocina como el MultiOne de Kenwood, el cual también permite licuar diferentes frutas.

Finalmente, también hace falta recordar, que las salsas, caldos o potajes, entre otros, se pueden congelar en pequeñas raciones. De esta manera, si nos sobra mucha cantidad de comida, se puede congelar y consumir en otra ocasión. Además, también os dejamos con algunas ideas para aprovechar el pan duro en este post

 

cómo aplicar el zero waste

 

3. Utilizar alimentos de temporada y proximidad

Los alimentos que son de temporada son mucho más respetuosos con el medioambiente, ya que aquellos que no lo son se producen en invernaderos aclimatados, y requieren de más envases, más agua y fertilizantes. 

Por lo cual, utilizar los ingredientes cuando es debido es totalmente sostenible. Además, posiblemente estos los podemos encontrar en cualquier tienda de proximidad, sin necesidad de recurrir siempre a aquellos que provienen del extranjero.

 

cómo aplicar el zero waste

 

4. Elaborar nuestros propios alimentos

Son muchos los productos que vienen envasados en envoltorios de un solo uso en el supermercado. Por esta razón, os recomendamos elaborar algunos alimentos en casa, ya que nos permite alejarnos de estos envases

Algunos alimentos muy fáciles de crear en casa pueden ser los caldos, los yogures, las mermeladas, las compotas, los panes y las salsas. De esta manera, aparte de cuidar el planeta, también cuidamos nuestro propio organismo con opciones más sanas y  caseras.

 

cómo aplicar el zero waste

 

5. Utilizar materiales reutilizables

Por último, es evidente que para aplicar el zero waste en nuestra cocina debemos utilizar materiales reutilizables. Una de las formas más económicas de llevar a cabo esta práctica, es guardar todos aquellos botes de vidrio que tengamos en casa de compras anteriores. De esta manera, por ejemplo, un bote de lentejas cocidas puede utilizarse para guardar la mermelada que cocinemos en casa.

De la misma manera, también podemos aplicar esta práctica a la hora de organizar el congelador. En vez de utilizar bolsas de plástico para guardar los alimentos, se pueden sustituir por bolsas de silicona, las cuales se pueden lavar y utilizar repetidamente. Una cosa parecida sucede con las pajitas, ya que son muchas las pajitas de plástico que terminan en nuestros mares. Por este motivo, os aconsejamos utilizar aquellas que sean de bambú o acero inoxidable.

Para aquellas comidas que tomamos fuera de casa, se pueden utilizar tuppers de plástico o de vidrio reutilizables. De hecho, hay una infinidad de opciones para llevar nuestra comida y ser respetuosos con el medio ambiente, incluso existen telas y tuppers exclusivos para los bocadillos.

 

cómo aplicar el zero waste

Imagen de Louise Burton

 

 

¿Conocías el movimiento zero waste? ¿Qué te han parecido estas ideas para aplicarlo? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más técnicas de cocina aquí.

 

5 recetas de helados saludables

El mes de julio ya ha llegado, y con él las altas temperaturas y los días más calurosos del año. Por este motivo, ahora más que nunca, apetecen comidas ligeras y refrescantes que nos ayuden a combatir el calor característico del verano. 

Una gran opción es un helado bien fresquito y sabroso, ya que aunque tengamos helado durante todo el año, nada es comparable a un buen helado después de un día de playa o piscina, o incluso después de comer mientras disfrutas de un día soleado. Sin embargo, muchas veces los helados industriales contienen azúcares y grasas saturadas, las cuales pueden ser perjudiciales para nuestra salud si las comemos frecuentemente. 

Por esta razón, a continuación os contamos cómo preparar cinco helados caseros y saludables, llenos de ingredientes naturales y frescos. De esta manera, obtendrás unos grandes resultados sin muchas complicaciones, además, de experimentar y pasar un buen rato en tu cocina.

 

1. Helado de pera

helado de pera

Imagen de marek bąk

Empezamos con un helado muy refrescante y delicioso, además de vegano. Este es el helado de pera, la cual nos aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y facilita la digestión, entre otros beneficios.  

Para llevar a cabo esta receta, simplemente debemos lavar, pelar y batir unas 3 peras, para seguidamente añadir el zumo de 2 naranjas, un limón rallado, 4 cucharadas de azúcar moreno y batir todos estos ingredientes. Si queremos encontrar trocitos de pera en nuestro helado, podemos agregar pedacitos de pera sin triturar. Para hacer este proceso más cómodo y rápido, la mejor opción es utilizar una batidora de vaso como la Blend-X Elit de Kenwood, ya que permite cortar y licuar los ingredientes a cualquier temperatura.

Por último, debemos congelar la mezcla, y una vez esté congelada y la vayamos a consumir debemos batirla de nuevo para conseguir una textura más parecida al helado.  

 

2. Helado de coco y piña

helado de piña y coco

Imagen de Prachi Palwe

Seguimos con este helado, el cual solo lleva dos ingredientes, la leche de coco y la piña. Estos dos juntos crean un sabor único, inigualable y dulce sin necesidad de añadir ningún tipo de edulcorante. Además, aportan una infinidad de beneficios a nuestro organismo gracias a sus propiedades saludables. 

Esta receta conlleva un proceso muy sencillo, pues solo hace falta pelar, trocear y batir una piña madura. A continuación, agregamos la leche de coco y volvemos a batir hasta crear una mezcla suave y homogénea. Finalmente, congelamos el resultado y vamos removiendo la masa cada 15 minutos, hasta que tengamos la textura de helado ideal. 

 

3. Polos de fruta

polos de frutas

También podemos crear polos, los cuales son muy versátiles, refrescantes y buenísimos. Para llevar a cabo estos helados, es necesario unos moldes especiales para realizar polos

Estos polos simplemente requieren de un líquido como zumo, agua o incluso leche, y aquellos toppings que más nos gusten y se nos ocurran, como por ejemplo frutas, un poco de chocolate o frutos secos, entre otros. Metemos todos los ingredientes deseados en el molde, y congelamos hasta que estos obtengan una forma totalmente sólida

 

4. Helado de aguacate y plátano

helado de aguacate y platano

Imagen de Jason Richard

Para conseguir un helado muy cremoso, debemos utilizar frutas que también sean cremosas y suaves, como el plátano y el aguacate. Estas frutas son una gran fuente de potasio, llenos de fibra y con propiedades antioxidantes.

Para evitar utilizar endulzantes en este helado, podemos utilizar un aguacatedos plátanos maduros. Simplemente debemos batir el aguacate y los plátanos congelados previamente. También es necesario agregar un poco de zumo de limón, y si queremos un resultado más dulce podemos añadir un poco de miel.

 

5. Helado de yogur y cerezas

helado de yogur con cerezas

Para terminar, os mostramos el helado de yogur con frutas, un clásico que nunca deja indiferente a nadie, su textura cremosa combina muy bien con cualquier fruta, pero sobre todo con los frutos rojos o las cerezas

Con dos yogures naturales, unas cuantas cerezas cortadas y deshuesadas, y batir estos dos ingredientes con varillas, es suficiente para crear el helado. Al terminar este proceso, como siempre se debe congelar e ir removiendo la mezcla cada 20 minutos más o menos, así conseguimos un resultado cremoso, suave y perfecto.

 

¿Qué te han parecido estas recetas de helados? ¿Conocías o conoces alguna idea más? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más recetas aquí.

 

Pan de maíz casero

Hoy en día el maíz es uno de los cereales más cultivados alrededor del mundo, este proviene de América y es un alimento muy beneficioso para nuestro organismo. Sus propiedades antioxidantes ayudan a combatir el envejecimiento celular, además, es un alimento rico en carbohidratos, por lo cual sacia rápidamente. También previene el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular gracias a la gran cantidad de vitamina B1 que contiene.

Por esta razón, el maíz se integra en diferentes recetas y se utiliza para crear una gran variedad de platos. De hecho, la harina de maíz actualmente es muy utilizada en el mundo de la repostería y panadería, sobre todo en América del Sur. Se cuenta que esta harina se empezó a utilizar en momentos donde la harina de trigo no era muy abundante, y la población se tuvo que adaptar y utilizar los granos de maíz. 

Una de las recetas más típicas donde podemos encontrar este alimento, es en el pan de maíz, el cual va variando su forma y consistencia dependiendo del territorio donde se elabora. Por ejemplo, en las regiones del norte de España, sobre todo en Galicia y el País Vasco, encontramos un pan más robusto, en cambio en América Latina es más parecido a un bizcocho

A continuación os contamos cómo cocinar vuestro propio pan de maíz casero, con y sin gluten. Ideal para hacer tostadas para desayunar, acompañar platos de cuchara o incluso para tomar solo, ya que su resultado es totalmente delicioso, esponjoso y suave. Para facilitar y aligerar el proceso os podéis ayudar de un robot de cocina como Titanium Chef Patissier XL de Kenwood, el cual permite amasar, fermentar y fundir los ingredientes, con una gran comodidad

 

Receta pan de maíz con gluten

Ingredientes:

Elaboración:

 

Receta pan de maíz sin gluten

pan de maíz sin gluten

Imagen de Taylor Kiser

Ingredientes:

Elaboración:

 

 

¿Qué te han parecido estas recetas de pan de maíz? ¿Conocías los beneficios y propiedades del maíz? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre el pan aquí.

 

¿Qué es la alimentación intuitiva?

La alimentación intuitiva consiste en respetar a tu organismo, escuchándolo a él y a las señales que te manda. Por lo cual, este tipo de nutrición defiende que nuestro organismo sabe en cada momento la cantidad y los alimentos idóneos que necesitamos, provocando que nuestra alimentación sea totalmente saludable

Este estilo de vida puede parecer muy caótico, ya que al principio puede aparentar que consiste en comer todo lo que nos plazca cuando queramos, pero no se trata de esto, sino de recuperar la comunicación con nuestros cuerpos. De hecho, cuando nacemos y somos  pequeños comemos de manera intuitiva, cuando tenemos hambre comemos y cuando nos sentimos saciados dejamos de comer, satisfaciendo nuestras necesidades reales. 

No obstante, a medida que vamos creciendo dejamos de lado la alimentación intuitiva, ya que nos repiten que debemos comernos todo lo que nos ponen en el plato, o que si no nos lo terminamos o nos portamos mal nos quedaremos sin postre. Causando que dividamos los alimentos entre buenos y malos, sintiéndonos bien cuando comemos los buenos y culpables cuando probamos algún alimento “prohibido”.

Por tanto, una alimentación intuitiva sostiene que no se tiene que seguir ninguna dieta que nos obligue a contar las calorías que ingerimos, provocando muchas veces un efecto rebote, o incluso aumentando las probabilidades de padecer un trastorno alimentario. Simplemente, debemos prestarle atención a nuestro cuerpo, y comer aquello que nuestro organismo necesita cuando tenemos hambre

No existen alimentos malos ni buenos, si el cuerpo necesita una ensalada, una tostada o un trocito de pastel, dáselo. Prueba y cocina todo tipo de recetas, sin restringir ningún alimento y adaptándolo a tus necesidades. Para hacer este proceso más fácil puedes usar un procesador de alimentos como el kCook Multi Smart, que te da la opción de controlarlo desde la aplicación de Kenwood, donde encontrarás infinidad de recetas para integrar en tu día a día.

Sin embargo, poner en práctica este estilo de vida puede ser un poco difícil al principio. Por esta razón, a continuación os explicamos los diez pasos que se deben seguir para interpretar nuestro cuerpo correctamente, y llevar a cabo una nutrición intuitiva.

 

1. Rechazar las dietas

Para empezar, debemos dejar atrás aquellos régimenes que prohíben consumir algunos alimentos en concreto, ya que al ignorar las necesidades de nuestro organismo vamos a provocar que los antojos, sentimientos de culpa y el efecto rebote sean mucho más probables. Por lo cual, según la alimentación intuitiva, las dietas no funcionan ni ayudan a seguir un estilo de vida más saludable.

 

2. Respetar cuando tengas hambre

Es totalmente normal tener hambre a lo largo del día, es la manera que tiene nuestro cuerpo de protegerse y tener la energía necesaria para afrontar el día. Por eso, es de vital importancia alimentarlo, de esta manera, reducimos la posibilidad de sufrir un atracón cuando por fin le damos comida a nuestro organismo.

 

3. Hacer las paces con los alimentos “prohibidos”

Normalmente, cuanto más nos prohíben una cosa, más ganas tenemos de hacerla. Una cosa parecida pasa con aquellos alimentos que etiquetamos como malos, cuánto más nos prohibamos comerlos, más ganas tendremos de consumirlos. Si le damos al cuerpo lo que nos pide, estos deseos tan recurrentes van a desaparecer  y ya no habrá restricciones.

 

4. Alejar los pensamientos negativos

Muchas veces los remordimientos nos provocan pensamientos negativos, los cuales nos generan un estado de estrés y ansiedad que deriva en engullir y sentirte mal por hacerlo. Por este motivo, es ideal ignorar estos pensamientos y no castigarse por comer.

 

5. Sentir la saciedad

Cuando tenemos hambre debemos comer, pero solo lo suficiente y necesario para sentirse saciado y satisfecho. Así que, si no puedes terminar lo que tienes en el plato, no te fuerces, guárdalo para otro momento.

 

6. Permitir todo tipo de comida

La comida también se tiene que disfrutar, por lo cual debemos ingerir aquellos alimentos que deseamos, ya que la sensación será mucho más satisfactoria. Debemos tomarnos nuestro tiempo para comer, y apreciar cada bocado sin ninguna distracción.

 

7. Separar los sentimientos de la comida

Aunque muchas veces busquemos refugio en la comida, es necesario conocer que esta no soluciona ningún problema. Se debe separar el hambre emocional de la fisiológica, ya que por muy aburridos o tristes que estemos, comer no va a eliminar estos problemas. Para lidiar con estos sentimientos, se pueden realizar otras actividades que nos mantengan distraídos y nos hagan sentir mejor

 

8. Apreciar nuestro cuerpo

El hecho de querer hacer una dieta va directamente relacionado con nuestro aspecto exterior, ya que queremos cambiarlo porque no nos gusta. Por esta razón, debemos amar y apreciar nuestra figura tal y como es, sintiéndonos orgullosos de ella. Todos somos diferentes, y no hay ningún cuerpo mejor que otro.

 

9. Hacer ejercicio

Evidentemente, hacer ejercicio es necesario para llevar una vida saludable. Sin embargo, a veces esto puede llegar a ser muy difícil para algunas personas, y obligarlas a hacer ejercicio no va a servir para nada. Lo importante es moverse y hacer cosas que nos parezcan divertidas y nos motiven, ya sea dar un paseo, yoga, ir en bicicleta o ir al gimnasio. No pienses en las calorías que puedes quemar si haces deporte, sino con lo bien que te hace sentir hacer esa actividad.

 

10. Valorar nuestra salud

Busca un equilibrio sano, donde tus conocimientos sobre nutrición y tu propia complexión te permitan llevar una vida saludable en todos los aspectos. Y recuerda que no hay ningún alimento que pueda hacerte daño, siempre y cuando escuchemos nuestro organismo.

 

 

¿Qué te ha parecido la alimentación intuitiva? ¿Conocías este estilo de vida o lo practicas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre salud e ingredientes aquí.

 

---

Imagen de cabecera de Jennifer Kim

 

 

¿Cómo incluir las espinacas en tu alimentación?

Las espinacas son uno de los alimentos más versátiles que podemos encontrar en nuestras cocinas. Pueden dar mucho juego, tanto como plato principal como acompañamiento, por lo cual, podemos dejar volar nuestra imaginación y crear diferentes recetas deliciosas

Por esta razón, a continuación os mostramos cuáles son los beneficios de las espinacas y os damos algunas ideas para integrarlas en nuestros platos diarios

 

Beneficios de las espinacas

Las espinacas están compuestas principalmente por agua, por lo cual son conocidas por ser uno de los vegetales más saludables. De hecho, son un ingrediente imprescindible en cualquier dieta, sobre todo en aquellas donde el objetivo principal es bajar de peso, ya que contienen muy pocas calorías.  

Además, son una gran fuente de energía que nos aporta una infinidad de nutrientes y proteínas, las cuales nos llenan el organismo de vitalidad. También son ricas en fibra, vitaminas como la A, B1, B2, C y K, y minerales como el hierro, calcio, fósforo, ácido fólico, zinc y magnesio. Por lo tanto, las espinacas nos ayudan a prevenir enfermedades como la anemia y aceleran nuestro tránsito intestinal, provocando que tengamos una mejor digestión.

Este vegetal, también cuenta con propiedades antioxidantes, los cuales ayudan a prevenir el endurecimiento arterial y sus consecuencias. Disminuyendo así, los riesgos de padecer alguna enfermedad cardiovascular. 

Finalmente, como ya hemos comentado, las espinacas son muy bajas en carbohidratos, de hecho solo llevan 16 calorías por cada 100 gramos. Además, es un alimento muy saciante, por lo cual con un una buena cantidad de espinacas reducimos la sensación de hambre y consumimos pocas calorías.

 

Cómo incluir las espinacas en nuestra dieta

huevos con espinacas

 

Como ya os hemos contado, las espinacas pueden cocinarse de muchas maneras distintas. Podemos encontrar platos, donde esta verdura se utiliza como alimento principal o como acompañamiento

Para empezar, podemos utilizar este ingrediente para crear alguna crema, sopa o puré, conjuntamente con nuestras verduras favoritas como el calabacín, cebolla o puerro. Además, podemos utilizar espinacas frescas o incluso congeladas, así creamos una comida muy sana y refrescante para este verano. 

De la misma manera, también podemos realizar algunos batidos o zumos bien fresquitos. Esta es una opción muy sencilla y rápida de hacer, la cual permite un sinfín de sabores, ya que podemos añadirles una gran variedad de frutas, como el plátano, fresas, kiwi, manzana o piña. Para extraer y aprovechar todas las partes de estos alimentos, es importante utilizar un extractor de nutrientes como el PureJuice de Kenwoodque retiene hasta el 84% de los nutrientes de la fruta y verdura y así es mucho más fácil seguir una dieta saludable. 

Otra receta muy fácil donde podemos integrar las espinacas, es utilizarlas como topping en los crepes, burritos o incluso en las pizzas, con un poco de queso gratinado o fresco. En este caso, se pueden utilizar espinacas frescas o saltearlas antes de consumirlas.

Los canalones o la lasaña de espinacas son una elección muy recurrente, pero que no deja indiferente a nadie. Aun así, os proponemos acompañar la pasta con este vegetal triturado y un poco de bechamel. O incluso prepararlas con bechamel, piñones, pasas, y un poco de queso gratinado al horno, realmente una delicia. 

También se pueden cocinar tortillas con espinacas salteadas, un poco de ajo y champiñones, una receta ideal para cenar de forma ligera y sin muchas dificultades. Asimismo, si lo preferimos podemos optar por agregar esta hortaliza a nuestros huevos revueltos, e incluso tomarlos con unas tostadas para desayunar

Con espinacas salteadas se pueden crear mil recetas, pero también se pueden usar para guarnición en algunos platos. Este alimento, casa muy bien con cualquier carne o pescado a la plancha o al vapor. De la misma manera, también podemos acompañar estos platos con una ensalada de espinacas frescas y nuestros aliños preferidos.

Por último, para aquellas personas que adoran los platos de cuchara, no nos podemos olvidar de los potajes. Los garbanzos y las espinacas crean una receta muy gustosa, pero también podemos buscarle una alternativa a los garbanzos, y sustituirlos por lentejas o incluso arroz

 

¿Qué te han parecido estas ideas para incluir las espinacas en tu alimentación? ¿Conocías estos beneficios de las espinacas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre salud e ingredientes aquí.

 

¿Cómo cocer correctamente las verduras y legumbres?

Cocer verduras y hortalizas puede parecer un proceso muy fácil, y de hecho lo es. Sin embargo, normalmente no las cocemos correctamente, y provocamos que estas obtengan un color y una textura poco apetecible

La cocción no es solamente hervir los ingredientes en agua y sal, sino que se deben seguir algunos pasos para obtener un gran resultado. Por esta razón, a continuación os mostramos algunas técnicas y consejos para conseguir unas verduras al dente, y unas legumbres muy diferentes a los botes de conserva que venden en el supermercado. 

Cocer las verduras

Uno de los trucos más importantes para cocinar verduras y hortalizas es el tiempo de cocción, ya que cada una necesita unos minutos en concreto. Por lo tanto, no las podemos dejar en el fuego y olvidarnos de ellas más tiempo del recomendable porque se pierde su sabor, sus nutrientes esenciales, el color y su textura perfecta. 

Por esta razón, os aconsejamos utilizar un robot de cocina como el Cooking Chef XL de Kenwood, ya que con él se puede programar el tiempo de cocción hasta un total de 8 horas. Además, el robot te notifica cuando el plato está cocinado y totalmente listo.

Algunas de las verduras más utilizadas en nuestra cocina son la patata, la zanahoria, la alcachofa, la calabaza y los guisantes, y estos necesitan unos 20 minutos para cocerse al dente. En cambio, los espárragos, las acelgas, la coliflor y las judías verdes, no deben cocinarse durante más de 10 minutos. Por último, las espinacas y el brócoli, solo necesitan un máximo de 6 minutos

Otra técnica muy útil y aconsejable, es no cocinar todas las verduras juntas, ya que tal como hemos visto, no todas tienen el mismo tiempo de cocción. Incluso, en una misma verdura, podemos encontrar partes que necesitan diferentes tiempos. Una de ellas es la acelga, donde las pencas y las hojas no comparten el mismo tiempo. 

Una cosa parecida ocurre con los espárragos, ya que sus yemas necesitan menos tiempo que el resto de la verdura. Por esta razón, una buena opción es cocinarlos de pie, poniendo solo los tallos sumergidos en el agua. De esta manera, las yemas se van a cocer con el vapor de esta agua. 

Aconsejamos añadir las hortalizas en el fuego, solo cuando el agua esté hirviendo y después de agregar unos 15 gramos de sal por cada litro de agua. Además, es mejor utilizar la menor cantidad de agua para evitar la pérdida de vitaminas y conservar todas las propiedades

A la hora de cocer las verduras, es preferible utilizar una temperatura alta, antes que una temperatura media o baja, durante más tiempo. Asimismo, como ya hemos dicho, el tiempo variará dependiendo de qué verdura cocinamos, pero también de su tamaño. Por esta razón, la mejor opción es pincharlas con un cuchillo para saber si ya están del todo hechas. 

Por último, una vez tengamos las verduras cocidas, si no las comemos de inmediato, es importante que las enfriemos con agua bastante fría, e incluso utilizando hielos.

Cocer las legumbres

cocer legumbres

Imagen de Yilmazfatih

En la cocción de las legumbres, debemos tener en cuenta un proceso fundamental para obtener los mejores platos, y este es el de remojo. El cual nos permitirá conseguir la mejor consistencia, sabor y textura de estos ingredientes. 

Nuevamente, dependiendo de la legumbre debemos dejarla más o menos tiempo en remojo. En general debemos utilizar una gran cantidad de agua fría, más o menos el triple de la porción de las legumbres, y dejarlas en remojo durante mínimo 8 horas y máximo 12. En el caso de los garbanzos es mejor utilizar agua templada, y con las lentejas con un máximo de 4 horas en remojo es suficiente.

 

En el proceso de remojo, recomendamos utilizar un recipiente bastante grande, ya que estos alimentos doblarán o triplicarán su volumen. El mejor momento para realizar el remojo es durante la noche, ya que aprovechamos las horas de sueño y conseguimos el resultado deseado el próximo día por la mañana. 

Una vez han pasado estas horas de remojo, es recomendable escurrirlas y lavarlas con total delicadeza

 

A la hora de cocer las legumbres, debemos añadirlas cuando el agua aún está fría, excepto con los garbanzos, donde el agua debe estar ya caliente. Por lo que hace al fuego, podemos empezar a hervir con una temperatura alta, pero después de los primeros minutos, debemos bajar a un fuego lento o medio, para evitar que se rompan las legumbres. 

 

Para conseguir unas legumbres tiernas, podemos añadir la sal al final de la cocción. Además, para prevenir que se rompan y queden con un mal aspecto, debemos tener mucho cuidado cuando removemos la olla

Para terminar, al igual que las verduras, las legumbres también tienen un tiempo de cocción. Específicamente, las lentejas no necesitan más de 40 o 50 minutos, los garbanzos al menos unos 60 o 90 minutos, y finalmente las alubias mínimamente se deben de cocer durante 45 minutos.

¿Qué te han parecido estas técnicas para cocer verduras y legumbres? ¿Conoces algún truco más? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre técnicas de cocina aquí.

 

5 recetas de crepes dulces y saludables

Los crepes son unos de los platos más fáciles de hacer y que garantizan unos grandes resultados. Además, podemos ser muy creativos y rellenarlos con cualquier ingrediente dulce o incluso salado. Hasta ahora os hemos enseñado cómo preparar crepes salados, pero hoy os mostraremos 5 ideas diferentes para preparar crepes dulces y saludables, los cuales no dejarán indiferente a nadie.

 

Masa para los crepes

Antes de nada, debemos hacer la masa, para ello solamente necesitamos 150 g de harina, 300 ml de leche, 2 huevos y una pizca de sal. No obstante, si queremos optar por una opción más sana podemos hacerlas de avena

Ingredientes

Elaboración

 

Rellenos para los crepes

Como habéis visto, es muy sencillo realizar la masa de los crepes, ya que con pocos ingredientes podemos realizar una comida deliciosa. Pero ahora, debemos escoger los alimentos idóneos para rellenarlas y crear un plato dulce saludable, ideal para desayunos o meriendas

 

Crepe con chocolate

Añadir chocolate derretido en nuestra crep, es una de las opciones más tradicionales, pero que nunca decepciona. Sin embargo, muchas veces el chocolate lleva mucho azúcar, cosa que no es recomendable comer a menudo

Por esta razón, os recomendamos utilizar chocolate negro y alguna fruta como las fresas o el plátano, ya que su combinación es espectacular y su resultado es lo de más dulce, sin utilizar mucho azúcar ni alimentos procesados

Si por el contrario, preferimos utilizar crema de cacao para rellenar nuestro plato, podemos realizar la crema en casa, así nos aseguramos de que los ingredientes utilizados son de buena calidad y sanos.

 

Crepe con requesón, miel y nueces

Utilizar requesón para rellenar una crepe dulce puede parecer una mala opción de primeras, pero si lo servimos con algunos toppings puede resultar una gran alternativa

Por lo tanto, podemos acompañar este crepe con un poco de miel y algunos frutos secos, como nueces o incluso pasas. Si queremos una opción aún más sana, podemos sustituir la miel por sirope de agave.

 

crepes de requesón y miel 

Imagen de Monika Grabkowska 

 

Crepe con crema de cacahuetes y plátano

Uno de los rellenos más sanos que podemos encontrar es la crema de cacahuetes, la cual podemos encontrar en cualquier supermercado o directamente hacerla en casa. Para realizarla, solamente necesitamos 540 g de cacahuetes tostados sin sal, y triturarlos todos hasta tener una textura pastosa. 

Para conseguir un sabor dulce en esta crep, podemos agregar alguna fruta como el plátano, o incluso alguna mermelada como la de arándanos

 

Crepe con manzana caramelizada y canela

Combinar las crepes con frutas cortadas es una opción muy tradicional, por esta razón os recomendamos caramelizar estas frutas y darle un toque más dulce y original

Una de las frutas más idóneas para caramelizar es la manzana, para ello solamente debemos cortarla bien finita, y añadirla en una sartén con azúcar, un poco de agua y zumo de limón. Dejamos que se cocine a fuego lento hasta obtener un color dorado y una textura blanda. Finalmente agregamos la manzana en el crepe, y podemos poner un poco de canela para darle un sabor más único.

 

Crepe con mermelada

Para terminar, os proponemos probar un crepe con mermelada o compota de cualquier fruta. Consideramos que la mermelada de higo es una muy buena elección, ya que esta fruta es muy dulce y podemos prescindir de añadir más azúcar en nuestra receta. 

La mermelada la podemos comprar o cocinar, ya que es muy fácil y rápida de preparar. Simplemente necesitamos 500 g de higos, 100 ml de agua, y si lo vemos oportuno 200 g de azúcar. Lo cocinamos todo durante unos 15 minutos y removiendo la mezcla, para evitar que se pegue en la cacerola.

 

 

¿Qué te han parecido estas opciones de crepes dulces? ¿Conoces alguna otra opción? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre ingredientes y salud aquí.

 

 

Tipos de dietas saludables

Hay muchos tipos de dietas y no todas son iguales, ya que cada una aporta beneficios diferentes a nuestro organismo. Por esta razón, es muy importante que antes de empezar una nueva dieta o estilo de vida, nos informemos sobre sus características y conozcamos a la perfección nuestras necesidades nutricionales

Para ello, es totalmente esencial que un especialista en nutrición nos asesore, y nos indique qué dieta es la más indicada para cada uno, y cuál se ajusta mejor a nuestros objetivos. Sin embargo, a continuación os mostraremos cuáles son las dietas más frecuentes y sus diferencias.

 

Dieta Hipocalórica

Una dieta que sirve principalmente para perder peso es la hipocalórica, ya que esta consiste en restringir la ingesta de calorías diarias. El número de calorías va variando dependiendo de las características físicas de cada persona, y su nivel de actividad

Si esta dieta se realiza de forma correcta y reduciendo la cantidad de calorías progresivamente, puede proporcionar los resultados deseados y sin provocar el efecto rebote. Para ello, es necesario realizar cinco comidas al día sin evitar ningún alimento, excepto aquellos que contienen muchos azúcares, grasas saturadas y sean ultra procesados. Por lo tanto, la alimentación con la dieta hipocalórica se basa en una dieta mediterránea, donde los pescados y las carnes magras como la de ternera, la de cordero o la de cerdo tienen un gran papel. También lo tienen la fruta, la verdura, los lácteos desnatados y los huevos

Quizás, para muchos de nosotros el hecho de comer verduras y  frutas frecuentemente se nos puede hacer muy difícil. Por esta razón, tomarlas de diferentes maneras e innovar en la cocina es una muy buena opción, como por ejemplo, consumirlas en forma de batido o zumo. Para ello os recomendamos utilizar una batidora de vaso como la Kenwood Blend X-Pro, la cual permite crear batidos suaves y refrescantes, zumos de cualquier fruta o incluso purés o sopas, gracias a sus 6 cuchillas de acero inoxidable con tecnología HelixForce.

 

Dieta Hipercalórica

A diferencia de la dieta anterior, la dieta hipercalórica consiste en aportar a nuestro organismo un mayor número de calorías y de carga energética que la que necesita. Normalmente, esta dieta la llevan a cabo aquellas personas que necesitan aumentar su peso o su masa muscular, como los deportistas, los cuales llevan a cabo diferentes actividades físicas a lo largo del día.

No obstante, debemos recordar que comer alimentos con grasas saturadas, o azúcares de forma habitual no es bueno para nuestra salud. Por este motivo, en esta dieta también es aconsejable consumir alimentos saludables y naturales.

 

Dieta Proteica

La dieta proteica, tal como indica su nombre, es una dieta que se basa en ingerir alimentos con un gran contenido de proteínas, como los pescados, las carnes, los lácteos y las legumbres. Por lo cual, dejamos de tomar alimentos fundamentales como la verdura y la fruta, cosa que puede provocar problemas de salud graves, ya que no ingerimos el nivel de fibra, e hidratos de carbono imprescindibles para nuestro organismo.

Sin embargo, hay muchos deportistas e incluso algunas personas que quieren perder peso, que llevan a cabo esta dieta. Cosa que puede causar un efecto rebote, ya que es una dieta muy restrictiva y dura.

 

Dieta Orgánica

De la misma manera que hay muchas personas que practican una dieta vegetariana o vegana, con la intención de reducir la contaminación de la industria cárnica dañina para el medio ambiente y nuestro metabolismo. También hay muchas personas que siguen una dieta orgánica, con productos naturales y orgánicos.

Por lo cual, con esta dieta nos alejamos de aquellos alimentos con exceso de sal, azúcar o grasas saturadas, e ingerimos productos naturales sin sustancias tóxicas y agresivas para nuestra salud y el planeta tierra

 

Dieta Alcalina

Finalmente, encontramos la dieta alcalina, la cual tiene como sustento principal los cereales integrales, las legumbres, las frutas y las verduras, dejando de banda todos los otros alimentos saludables, los cuales también son necesarios para nuestro cuerpo

No obstante, se dice que esta dieta previene la aparición de posibles tumores, además de depurar nuestro organismo. Hoy en día hay muchas celebridades que siguen esta dieta, pero la verdad es que no hay ninguna evidencia científica que demuestre que esta dieta es sana y beneficiosa para nuestro organismo.



¿Qué te han parecido estas dietas? ¿Has practicado o estás pensando en practicar alguna de ellas? ¡Cuéntanos en los comentarios!


Descubre más sobre salud e ingredientes aquí.

 

 

Los pescados más indicados para cocinar al vapor

Cocinar al vapor siempre es un gran acierto, ya que es una opción sana, baja en calorías y muy fácil de preparar. Además, si se cocina correctamente y con los ingredientes adecuados, se pueden conseguir sabores realmente deliciosos y apetecibles

Por este motivo, a continuación os mostramos cuáles son los pescados más indicados para cocinar al vapor, y os daremos algunos consejos para obtener un resultado totalmente jugoso y adaptarlo a todos los gustos.

Pescados indicados para cocinar al vapor

Salmón al vapor

El salmón es uno de los pescados más ideales para cocinar al vapor, ya que aparte de tener un sabor increíble, nos aporta una gran cantidad de nutrientes y vitaminas como la A, B y D. Es rico en proteínas y en Omega 3, cosa que fortalece la estructura ósea y previene las enfermedades cardiovasculares. 

Para darle un toque diferente, podemos añadir a nuestro salmón un poco de zumo de limón o vino blanco. Para acompañarlo podemos cocinar algunas zanahorias o brócoli juntamente con el pescadoEn primer lugar, cortamos las zanahorias y las ponemos a cocinar, después de unos minutos añadimos el salmón, y finalmente el brócoli. Y después de unos 7 minutos, ¡ya tendremos nuestro delicioso plato listo

Bacalao al vapor

El bacalao es un pescado que sirve para todo, es muy versátil, y se aprovechan todas sus partes. Además, es bajo en calorías y grasas, y rico en fósforo, proteínas, vitamina D y Omega 3. Y es muy fácil de cocinar, ya que con tan solo 8 minutos tenemos nuestro plato listo.

Una muy buena opción para acompañar el bacalao al vapor, es añadirle un poquito de vinagreta de miel por encima antes de comerlo. De esta manera conseguimos un gusto muy particular, el cual casa muy bien con el sabor del bacalao

Dorada al vapor

En el caso de la dorada, encontramos ácidos grasos muy beneficiosos para nuestro organismo, como el Omega 6 y 3. Con una gran fuente de potasio, sodio, magnesio y hierro, y vitaminas muy necesarias como la B3 o B12. 

En el caso de la dorada, debemos cocinarla durante unos 10 minutos más o menos, y para servirla podemos acompañarla con un sofrito de verduras. Para ello, necesitamos una cebolla, un par de ajos, nuestras verduras favoritas, y también podemos añadir un poco de vino blanco.

Merluza al vapor

Finalmente, la merluza es un gran alimento que fortalece nuestros huesos, y ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre. También, nos aporta vitamina A y vitamina B12, nutre nuestros músculos gracias a sus proteínas, y es un pescado muy fácil de digerir

La merluza también necesita unos 10 minutos para cocinarse bien, pero esta vez podemos optar por acompañarla con una ensalada, además, podemos aprovechar y hacer algunas gambitas o mejillones al vapor, y darle un toque diferente a la ensalada.

pescados-al-vapor

Consejos para cocinar pescado al vapor

 

¿Qué te han parecido estos pescados para cocinarlos al vapor? ¿Te han ayudado estos consejos? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más técnicas de cocina aquí.

 

Snacks y aperitivos saludables

Durante el día, muchas veces empezamos a picotear entre horas para saciar y matar al gusanillo. Sin embargo, acostumbramos a alimentarnos de cualquier cosa que encontremos por casa, en cualquier bar o en alguna máquina expendedora. Normalmente todos estos snacks no son muy sanos, y comerlos con exceso puede afectar a nuestra salud y bienestar.

Por esta razón, a continuación os mostramos algunos snacks saludables y fáciles de hacer, los cuales pueden ser una muy buena alternativa a toda la comida rápida y procesada que consumimos a lo largo del día. Además, algunas de estas ideas nos las podemos llevar a donde sea, o incluso utilizarlas como aperitivos en algunas comidas.

 

Snacks saludables

Chips de verduras

Empezamos con las chips de verduras, una opción salada y crujiente, con un gusto muy parecido a las chips industriales de bolsa. Pero estas son mucho más sanas y están increíblemente buenas, por lo cual son una muy buena alternativa. 

Las podemos realizar de aquellos vegetales que más nos gusten, como zanahoria, boniato, berenjena, calabacín, entre otros. Solo debemos cortarlos en láminas finitas y mezclarlas con diferentes especies a nuestro gusto, como por ejemplo, pimienta, sal u orégano. Finalmente les echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y las ponemos a hornear durante unos 20 minutos a 140ºC

 

Garbanzos crujientes

Otro snack delicioso, son los garbanzos crujientes, estos nos aportarán mucha fibra y una infinidad de vitaminas

Son muy fáciles de cocinar, ya que solo necesitamos unos cuantos garbanzos ya hervidos, aliñarlos con diferentes especias y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Algunas ideas de especias, pueden ser el pimentón, la pimienta blanca y negra, curry, comino o tomillo, como siempre calculamos las cantidades según nuestro gusto personal. Finalmente, horneamos nuestro snack o aperitivo, a 200ºC hasta que queden tostados y crujientes, más o menos, unos 30-40 minutos. 

 

Galletas de avena

Para los amantes del dulce, las galletas de avena son una muy buena opción, ya que aparte de ser muy saludables, también nos aportan muchos nutrientes

Para realizarlas, solamente necesitamos mezclar un plátano muy maduro y 30 g de avena, y lo trituramos todo. Podemos añadirles un toque de canela, o algunos trocitos de chocolate negro. Seguidamente, hacemos formas de galletas con la masa, y las horneamos unos 20 minutos. Las dejamos enfriar y ya podemos disfrutar de su espectacular gusto.

galletas de avena

 

Hummus con crudités

Normalmente comemos el hummus con un poco de pan o palitos tostados, pero podríamos sustituirlos por opciones más saludables e igual de buenas.

Para empezar, podemos asegurarnos de utilizar pan integral, o directamente realizar nuestras tostadas caseras para acompañar el hummus. Pero, una muy buena alternativa es utilizar diferentes verduras y cortarlas en forma alargada, como la zanahoria o el pepino. Esta idea se puede aplicar en otras salsas como el guacamole o el tzatziki, e incluso experimentar con nuevas hortalizas como los tomates cherry

Las salsas las podemos comprar hechas, pero si las hacemos caseras nos aseguramos de que todos los ingredientes sean más sanos y saludables. Por esta razón, os recomendamos cocinarlas en casa. Para facilitar la elaboración podemos utilizar algún robot de cocina, como el Cooking Chef XL de Kenwood  el cual te ayudará a dominar las técnicas más complejas para preparar hasta las salsas más delicadas ¡y con solo pulsar un botón! Cuenta con 14 programas que ajustan automáticamente la velocidad de removido de las herramientas, la temperatura y el tiempo.

 

Fruta deshidratada

La fruta deshidratada tiene un gusto y textura muy parecido a las golosinas, por esta razón, si nos apetece un snack dulce este es una muy buena elección. Además, nos aporta todos los beneficios que podemos encontrar en las frutas. Algunas de estas frutas pueden ser las fresas, el plátano, la naranja, la manzana o el kiwi, entre otras. 

Para deshidratarlas podemos cortarlas en trocitos y meterlas en el horno con una temperatura baja, no más de 60ºC, y si es posible dejando la puerta un poco entreabierta. Sin embargo, la mejor opción es utilizar un deshidratador, ya que así nos aseguramos un buen resultado. 

 

Fruta congelada

Finalmente, también podemos utilizar la fruta para crear algunos snacks refrescantes y perfectos para los días de calor

Para ello, podemos dejar algunas frutas como las cerezas o los arándanos en el congelador durante unas dos horas, y comerlas congeladas directamente, o triturarlas y realizar un buen batido. También podemos bañarlas con un poco de yogur antes de congelarlas, dándole un toque más dulce y diferente a la fruta

 

¿Qué te han parecido estas ideas de snacks y aperitivos saludables? ¿Cuál es tu favorito? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre salud e ingredientes aquí.

 

 

5 recetas de purés

Empiezan a llegar las altas temperaturas con la primavera, y nuestro organismo nos pide comidas más refrescantes y saludables. Las cremas, sopas y purés son los platos idóneos para esta temporada, ya que son ligeros, nos aportan una gran variedad de nutrientes, y nos ayudan a combatir la deshidratación, gracias a su gran cantidad de agua. 

Por este motivo, a continuación os mostramos 5 recetas de purés perfectos para tomar fríos, los cuales son muy rápidos y sencillos de preparar. Para hacer el proceso aún más fácil y cómodo, os recomendamos utilizar el procesador de alimentos kCook Multi Smart de Kenwood, el cual nos permite cocinar, cortar, triturar y pesar los ingredientes, entre otras funciones. Además se puede conectar a la aplicación gratuita de Kenwood World, donde hay una gran variedad de recetas e indicaciones de como utilizarla. Además, cuenta con una garantía de 5 años, donde la reparación, recogida y entrega son totalmente gratuitas

 

Puré de Pepino

Ingredientes

Elaboración

 

Puré de Aguacate

Ingredientes

Elaboración

 

Puré de Zanahoria

Ingredientes

Elaboración

 puré de zanahoria

 

Puré de Remolacha

Ingredientes

Elaboración

 

Puré de Ajoblanco

Ingredientes

Elaboración

 

 

¿Qué te han parecido estas recetas? ¿Cuál es tu favorita? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más recetas aquí.

 

¿Cómo aprovechar el pan duro?

Durante nuestro día a día seguramente tiramos y desaprovechamos muchísima comida, ya que se pone mala o hemos cocinado demasiada cantidad. Uno de los alimentos que más pierde sus propiedades de un día para el otro es el pan, se pone duro muy fácilmente, sobre todo los del supermercado. 

Por esta razón, os traemos algunas ideas para aprovechar el pan duro, darle una segunda vida, y  evitar que este termine en la basura. De esta manera cuidamos el medio ambiente y también nuestra economía, mientras pasamos un buen rato en la cocina.

 

Ideas para aprovechar el pan duro

Picatostes

Los picatostes son una muy buena elección para aprovechar el pan, ya que son rápidos de realizar y dan un toque especial a los platos. Para realizarlos simplemente debemos cortar el pan en dados y freírlos en una sartén, sin embargo, si queremos una opción más sana podemos optar por utilizar el horno con un poquito de aceite, y podemos añadir algunas especias

Estos son perfectos para alegrar algunas ensaladas, sopas o cremas, o en verano ideales para el gazpacho y el salmorejo, ya que dan un sabor diferente al plato y aportan una textura crujiente que combina a la perfección con estas recetas.

 

Pan Rallado

Rallar pan, es la idea más típica, pero a la vez la más funcional y práctica de todas. Utilizar el pan duro y seco para crear pan rallado es un acierto total, ya que se puede utilizar para infinidad de recetas y nos ahorramos comprarlo en el supermercado. 

Como decíamos, se puede aprovechar y agregar en muchas recetas, como por ejemplo para empanar croquetas o escalopas, espesar salsas o sopas como el gazpacho o el salmorejo, o para elaborar albóndigas o hamburguesas. Además, si lo rallamos en casa podemos condimentarlo a nuestro gusto, añadiendo algunas especies como ajo en polvo o perejil, o podemos crear pan rallado integral o sin gluten según nuestras necesidades.  

Para rallarlo podemos hacerlo manualmente o utilizar un procesador de alimentos, como por ejemplo el CookEasy+ de Kenwood, el cual aparte de hacernos este proceso más fácil, también nos permite la preparación y cocción de alimentos, al igual que cortarlos y cocinarlos al vapor, entre otras funciones. Además se puede conectar a la aplicación gratuita de Kenwood World, donde hay diversas recetas e instrucciones de como utilizarlo. 

 

Tostadas

Otra opción es tostar el pan duro y hacer tostadas para desayunar con aguacate, queso, embutido, tomate, o si preferís algo más dulce, podemos añadir mermelada o crema de cacao, entre otros. También lo podemos utilizar como base de pizza o de canapés.

La forma más fácil de tostarlo es utilizando una tostadora, pero también se puede utilizar una sartén o incluso el horno. Si decidimos hornearlo, antes podemos mojar un poco el pan con agua, y tendremos un resultado más crujiente y como si estuviera terminado de cocer.

 

Tostadas pan duro

 

Sopas de leche

Otro desayuno donde podemos incluir nuestro pan duro son las sopas de leche, una opción tradicional y fácil de llevar a cabo, con un resultado que no decepciona a nadie. Para ello, simplemente, debemos hervir la leche en un cazo junto el pan hasta que los dos ingredientes se integren uno con el otro.

Para darles un poco más de sabor, podemos añadir un poco de canela en polvo o en rama mientras se hierve la sopa, o incluso cacao en polvo, granola o frutas deshidratadas

 

Pan de ajo

Para terminar, os dejamos con un perfecto aperitivo y snack, muy fácil de realizar y está buenísimo. Este es el pan de ajo, el cual normalmente se prepara con ajo, sal, perejil, pimienta, un poco de mantequilla, se esparce por encima del pan, y ya está listo para ser horneado durante unos 10 minutos.

Como podéis imaginar se pueden hacer mil variaciones según nuestro gusto, por ejemplo se puede añadir un poco de queso y gratinarlo, o simplemente añadir o quitar alguna especie.

 

¿Conocías estas posibilidades para reutilizar el pan duro? ¿Cuáles son tus favoritas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre el pan aquí.

 

Ingredientes de primavera que no pueden faltar en tu cocina

La primavera ya ha llegado a nuestras vidas, y con ella una gran variedad de ingredientes que no pueden faltar en nuestras cocinas. Es verdad que hoy en día es muy fácil encontrar cualquier alimento durante todo el año, pero si respetamos su naturaleza y los comemos durante su temporada, veremos que su sabor es mucho más intenso, mejoraremos nuestra salud y beneficiamos al medio ambiente.

Por esta razón, a continuación os exponemos 5 hortalizas y legumbres, y 5 frutas imprescindibles de esta estación, de esta manera podemos darle un toque alegre y de color a nuestros platos primaverales. Además, os mostraremos sus propiedades, y os daremos algunas ideas para añadirlos en vuestra dieta diaria, aunque con la aplicación gratuita de Kenwood World puedes encontrar una gran variedad de recetas.

 

Frutas de primavera

Fresas

La fruta por excelencia de la primavera son las fresas, sobre todo durante el mes de abril, estas se caracterizan por su sabor refrescante, dulce y a la vez ácido. Además, contienen pocas calorías, mucha fibra, y son beneficiosas para nuestra salud cardiovascular.

Las fresas se pueden añadir en diferentes tipos de recetas. Primeramente, si nos apetece combinarlas con platos principales, podemos integrarlas en una ensalada o crear una vinagreta para acompañar algunos pescados como el salmón o el atún. Si por el contrario preferimos una receta más dulce, podemos optar por una mousse, combinarlas con un zumo de naranja, o incluso comerlas solas o mezcladas con un poco de azúcar o nata.

 

Aguacate

El aguacate en España se cultiva en el sur del país, y su gran esplendor lo encontramos durante el mes de mayo. Su sabor refrescante es increíble, y aporta muchos beneficios a nuestro organismo. Este es rico en grasas monoinsaturadas, es decir, grasas que favorecen a nuestro cuerpo, entre ellas el Omega 3. Además, es rico en potasio, magnesio, en vitaminas B y E, y es antioxidante.

Con esta fruta podemos crear un guacamole casero, y combinarlo con ensaladas, tostadas, o utilizarlo como salsa sustitutiva a la mayonesa o el ketchup. También se puede comer sin ningún tipo de aliño, en platos como el Poke Bowl, ya que su sabor no decepciona. 

 

Cerezas

Las cerezas son las grandes esperadas de la primavera, estas empiezan a estar disponibles durante a finales de mayo y principios de junio. Son tremendamente dulces y jugosas, pero también son ricas en fibra, calcio, magnesio, potasio y hierro. Además contienen propiedades antioxidantes y vitaminas del tipo A, B, C, y E.

Su gran sabor dulce las hace ideales para los postres, las cuales se pueden combinar con recetas que lleven chocolate, creando un gran contraste. No obstante, también las podemos añadir a nuestras ensaladas, helados, yogur, o como complemento para algunas carnes y aves

Incluso para cuando empiece a hacer más calor, podemos hacer batidos y zumos con cerezas congeladas. Para ello os recomendamos utilizar la PureJuice de Kenwood, la cual está diseñada para extraer todos los nutrientes de las frutas y hortalizas, proporcionando todos los beneficios de estos alimentos

 

Nísperos

Esta fruta mediterránea está disponible por poco tiempo, ya que solo la podemos encontrar desde finales de abril hasta junio. Los nísperos son muy sabrosos, ricos en potasio y en vitamina A

Los podemos utilizar para crear mermelada o añadirlos en algunos bizcochos, combinarlos con miel y mató, o directamente comerlos naturales o en un zumo

 

Albaricoque

La última fruta que os mostraremos, es también la que tarda más en aparecer durante la primavera, ya que hasta mediados de junio no empezamos a ver los albaricoques por las fruterías. El sabor del albaricoque es muy parecido al melocotón, tiene pocas calorías, mucha fibra, es antioxidante y proporciona vitamina A

Al igual que los nísperos podemos usarlos para crear mermeladas o compotas, para rellenar magdalenas o tartas. También los podemos usar para acompañar diferentes tipos de carnes, pescados o ensaladas, estos se pueden marcar a la plancha y están deliciosos. 

 

Hortalizas y verduras de primavera

Espárragos verdes

Los espárragos verdes son un gran ingrediente en la cocina, ya que se pueden utilizar para crear una gran infinidad de recetas, pero también contienen mucha fibra, magnesio, calcio, vitaminas B, C y E, y ejercen un gran efecto depurativoUna receta que nunca falla, son espárragos verdes con jamón y huevo escalfado. También se pueden utilizar para añadirlos en nuestras cremas, purés, o tortillas. O simplemente podemos ponerlos a la plancha o al vapor, y utilizarlos como guarnición para carnes o pescados, o en ensaladas.

espárragos verdes

 

Guisantes

Los guisantes son muy tiernos y una fuente de proteína vegetal. Son muy beneficiosos para nuestro organismo, ya que contienen hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales

Estos se pueden preparar salteados con cebolla y jamón como plato principal, o como acompañamiento para algunos pescados como bacalao o carnes como las albóndigas. También los podemos utilizar para hacer un arroz tres delicias, o pasarlos por la sartén con tomate y huevo.

 

Judía Verde

La judía verde ayuda a reducir la hipertensión, el estreñimiento o el colesterol, ya que contiene muy pocas calorías, pero es rica en fibra y en vitaminas de tipo A, B y C.

La receta más típica donde podemos añadir nuestras judías es una menestra, pero igual que los guisantes y los espárragos, también las podemos acompañar con jamón, tomate, o también con arroz.

 

Cebolla

La época de esplendor de la cebolla llega en marzo, y contiene magnesio, potasio, calcio y vitamina B. Además, tiene propiedades antioxidantes e inflamatorias

Es una gran aliada para ayudar a darle más sabor a nuestras recetas, haciendo algún sofrito o caramelizando para acompañar algunos platos. También la podemos añadir en nuestras tortillas de patatas, hacer una sopa de cebolla para los días lluviosos de primavera,  o directamente comerla cruda en alguna ensalada.

 

Habas

Por último, encontramos las habas, las cuales son ricas en proteínas, hidratos de carbono, hierro y fibra. Las podemos encontrar hasta finales de mayo y previenen enfermedades cardiovasculares, ya que reducen el nivel de colesterol en sangre.

Como podéis ver muchas de estar hortalizas y legumbres se cocinan con jamón, como las habas. También las podemos utilizar como acompañamiento en algunos pescados, ensaladas de quinoa, arroz o lechuga. Un gran acierto es confitarlas junto a la alcachofa y acompañarlas con un poco de romesco.

 

 

¿Sabías que todos estos ingredientes son típicos en primavera? ¿Cuáles son tus imprescindibles para esta estación? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre ingredientes y salud aquí.

 

Utensilios para mezclar ingredientes

Cuando cocinamos debemos tener en cuenta mezclar de los ingredientes es un aspecto muy importante, ya que dependiendo de cómo los mezclemos vamos a conseguir diferentes texturas y consistencias

Seguramente alguna vez hemos intentado realizar algún bizcocho, relleno o cobertura, y no hemos obtenido el resultado esperado. Posiblemente esto se deba a que no hemos utilizado los utensilios indicados para mezclar los ingredientes o directamente no hemos respetado el orden correcto a la hora de unirlos.

Por esta razón, a continuación os mostramos diferentes utensilios que podéis utilizar para combinar los diferentes ingredientes dependiendo del tipo de mezcla que queramos realizar, ya que según cuáles utilicemos nuestra receta puede cambiar totalmente. 

 

Utensilios para mezclar

Espátula // Lengua

Primeramente, encontramos la espátula, el utensilio más indicado para mezclar de forma envolvente, es decir, lentamente de arriba abajo, envolviendo la mezcla. 

Se puede mezclar con movimientos envolventes cuando se añaden ingredientes batidos previamente o cualquier ingrediente en seco, y es necesario que la mezcla no pierda volumen, como por ejemplo cuando realizamos algún bizcocho muy esponjoso. Si por el contrario de mezcla demasiado rápido e incorrectamente, nuestra masa no conseguirá la estructura idónea

La espátula también es la herramienta perfecta para llegar a todos los lados del bol y recoger la masa sin desperdiciarla. Además, nos puede ser de gran ayuda para extender e igualar los rellenos y coberturas de nuestros platos.

Hay espátulas de diferentes materiales, como madera o silicona, pero os aconsejamos que utilicéis una espátula de buena calidad y que resista las altas temperaturas, ya que seguramente será un imprescindible en vuestras cocinas

 

Robot de cocina

Los robots de cocina nos permiten mezclar todos los ingredientes de forma homogénea, es decir, cuando todos los ingredientes están muy bien integrados entre sí y no se pueden distinguir las sustancias originales.  

Para realizar una mezcla homogénea en repostería o panadería, os recomendamos la Titanium Chef Patissier XL de Kenwood, la cual cuenta con diferentes accesorios para mezclar, como la batidora flexible, la batidora de varillas y la batidora con forma de K. Con su control de velocidad se pueden conseguir grandes resultados y sin salpicaduras. Además, permite fundir los ingredientes y lleva una báscula incorporada para medirlos, sin ensuciar muchos materiales, de forma cómoda y rápida. También podéis encontrar una gran variedad de robots de cocina y amasadoras en la tienda oficial de Kenwood.  

 

Varilla manual

Son ideales para realizar pequeñas mezclas, las cuales no necesitan una gran velocidad, y se deba ir controlando su textura, como por ejemplo algunas salsas y vinagretas. Aunque estas mezclas también se pueden realizar con una cuchara o un tenedor, con una varilla obtendremos un mejor resultado, e incluso se pueden utilizar para montar nata o claras.  

 

Varilla eléctrica

La varilla eléctrica es un utensilio muy versátil, ya que se pueden ir cambiando las velocidades y adaptándolas según las necesidades que tengamos. Además, también se pueden intercambiar las diferentes varillas según la masa con la que trabajamos. Por último, salta a la vista que es mucho más cómoda que la varilla manual, porque no hace falta que ejercitemos nuestro brazo. 

 

Cuchara mezcladora con agujero 

Posiblemente no conozcáis este utensilio, ya que no se acostumbra a utilizar y no es muy popular. Pero la verdad es que es muy útil para mezclar cualquier ingrediente entre sí de forma manual, gracias al agujero que tiene en el centro. 

Nos permite realizar mezclas homogéneas, pero también heterogéneas, aquellas donde los ingredientes no se integran unos con los otros, y algunos de ellos se pueden apreciar. Algunos ejemplos pueden ser cookies, pasteles o bizcochos con pepitas de chocolate, nueces, pasas o frambuesas, entre otros toppings.

 

 

¿Conocías todos estos utensilios o crees que falta alguno? ¿Cuál es tu preferido para cocinar? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre técnicas de cocina aquí.

 

Alimentos que producen felicidad

Los alimentos nos aportan energía gracias a sus vitaminas, nutrientes, minerales y proteínas, pero ¿sabías que algunos de ellos nos producen felicidad? Estos liberan y favorecen la producción de serotonina, la cual afecta a nuestro estado de ánimo y se encuentra en diferentes plantas y animales.

A continuación os mostraremos algunos de estos alimentos que producen felicidad, para que disfrutéis comiendo, además de cuidar vuestro estado de ánimo y bienestar.

Alimentos que producen felicidad

Chocolate negro

Empezamos por un clásico, el chocolate negro, característico por su sabor amargo y a la vez dulce. Este aumenta la sensación de felicidad en nuestro organismo, gracias a la gran cantidad de feniletilamina que contiene, la cual proporciona dopamina.

Como más puro sea el cacao, estimulará más nuestro cerebro y nos aportará una mayor sensación de felicidad. Además, nos ayuda a concentrarnos, a revitalizar nuestro organismo cuando se siente fatigado, y es un perfecto antioxidante.

 

Espárragos

Otro alimento que produce felicidad es el espárrago, este nos ayuda a apartar las emociones negativas de nuestra vida, ya que aumenta la serotonina y endorfina en nuestro organismo y evitan que lleguemos a un gran estado de dolor o estrés

Por la cual cosa, también nos producen una gran tranquilidad, cosa que se agradece en algunos momentos del día a día. Además, los espárragos contienen muy pocas calorías, por esta razón aquellas personas que desean adelgazar los agregan en sus dietas. 

 

Plátano

Esta fruta es conocida por ser la fruta de la felicidad por excelencia, ya que regula nuestros niveles de serotonina y nos ayuda a controlar el estrés y dormir mejor. También es antioxidante y contiene una gran variedad de vitaminas y alimentos prebióticos que nos ofrecen una digestión más llevadera

Además, el plátano es un alimento el cual podemos incorporar en una gran variedad de zumos, batidos, o incluso en la repostería. 

 

Salmón

Algunos pescados como el salmón, u otros pescados azules o grasos como el atún o el bonito, también estimulan las hormonas que nos producen un gran estado de felicidad. Su gran contenido de vitamina B12 ayuda a que nuestro cerebro produzca más serotonina, lo que aumenta nuestra sensación de bienestar.  

También ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e inflamatorias gracias a su gran contenido de Omega 3, y ayuda a reducir la ansiedad.

 

Espinacas

Un vegetal que nos aporta una sensación de tranquilidad y en consecuencia más felicidad a nuestro cuerpo, es la espinaca. De hecho, todos los vegetales de hojas verdes deben ser esenciales en nuestras dietas, ya que aparte de hacernos más felices, contienen un gran abanico de proteínas, fibras y nutrientes que nos reducen el riesgo de sufrir diversas enfermedades, además de contener vitamina C y B9.

 

Boniato

Cuando ingerimos boniato nuestro organismo produce más serotonina, además su sabor dulce es espectacular. Se puede cocinar de diferentes maneras, lo podemos sofreír, saltear o incluso freír. 

Para crear estas recetas tan variadas podemos utilizar el robot de cocina Cooking chef XL, el cual gracias a su gran rango de temperaturas te permitirá cocinar cualquier plato con total profesionalidad. Además, con la aplicación gratuita de Kenwood World puedes controlar tu Cooking Chef XL y encontrar una gran variedad de recetas.

boniato

Imagen de Rajesh Kavasseri 

Aceite de oliva virgen extra

El aliño más famoso de la dieta mediterránea, el aceite de oliva, es un gran antioxidante que favorece a la salud cerebral, y gracias a la vitamina E que aporta nos ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel. 

Al igual que el salmón, contiene altos niveles de omega 3, que reducen la posibilidad de padecer colesterol y diversas enfermedades que este provoca. 

 

Legumbres

Las legumbres como los garbanzos o las lentejas, ayudan a mantener nuestro cuerpo lleno de energía y a reducir los dolores, gracias a su gran fuente de hierro, fibra y vitaminas como la B1, la B3, la B6 y la B9. También reducen la posibilidad de sufrir anemia, ya que aumentan la producción de glóbulos rojos. 

Además, estimulan nuestra memoria y evidentemente, nuestro estado de ánimo, el cual mejora después de consumir estos alimentos. 

 

Nueces

Las nueces contienen un gran nivel de Omega 3 y melatonina, por esta razón nuestro estado de ánimo se verá modificado, y nuestro sentimiento de felicidad aumentará. También son antioxidantes y ricas en vitaminas como la E y minerales, los cuales dan energía a nuestro organismo.

Podemos combinar este fruto seco con gran variedad de alimentos y recetas, como ensaladas, pan, o diferentes dulces como un bizcocho o un brownie

 

Ajo

Por último, encontramos el ajo crudo, el cual en un principio nos puede parecer muy desagradable, pero es muy beneficioso para nuestro organismo. Nos protege de virus y bacterias, por lo cual refuerza nuestro sistema inmunológico.

Como es evidente, también afecta nuestro estado de ánimo, ya que incrementa la serotonina en nuestro cuerpo y reduce el estrés diario.

 

¿Qué te han parecido estos alimentos? ¿Conocías que producen felicidad? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre cómo incorporar estos alimentos en tus recetas aquí.

---

Imagen de cabecera de Amirali Mirhashemian 

 

Menú de Semana Santa con platos típicos de diferentes países

Para esta Semana Santa os traemos un exquisito menú con diferentes platos típicos de otros países para probar recetas diferentes, que dejéis a vuestros seres más queridos boquiabiertos, y evidentemente, para que disfrutéis las fiestas de pascua todos juntos después de un año tan duro. 

Empezaremos con un wellington de salmón con espinacas, muy apropiado para las celebraciones, ya que siempre es un acierto cocinar este clásico anglosajón. A continuación prepararemos un flammkuchen de bacon y cebolla, un plato muy típico de algunas ciudades francesas y alemanas. Para terminar, cocinaremos un mazurek un postre muy típico en Polonia para Pascua, pero con la Aplicación de Kenwood World puedes descubrir más recetas tradicionales de otros países.

Para realizar estas recetas os recomendamos utilizar la amasadora Titanium Chef Patisser XL de Kenwood, ya que se podrán conseguir los mejores resultados gracias a su opción de amasado de masas. Además, con su báscula integrada se podrán realizar todos estos platos de forma sencilla y rápida.

Menú de Semana Santa

Wellington de Salmón

Ingredientes:

Elaboración:

 

Flammkuchen de bacon y cebolla

Flammkuchen de bacon y cebolla

Ingredientes:

Elaboración:

 

Mazurek

Mazurek

Ingredientes:

Elaboración:

 

¿Qué te ha parecido este menú para Semana Santa con platos de diferentes países? ¿Conocías estas recetas o las has preparado alguna vez? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más recetas sencillas y deliciosas aquí.

 

¿La sal es realmente buena para nuestra salud?

La sal es uno de los condimentos más usados en nuestra gastronomía, ya que da un sabor único a las comidas. Desde antaño la sal ha sido un elemento esencial, de hecho en el S. XVII a.C. ya se usaba en la cultura China, y en Europa se implementó durante el Imperio Romano, el cual la utilizaba, incluso, como moneda a causa de su gran valor. 

Por lo cual, es evidente que la sal siempre ha sido importante alrededor del mundo, pero ¿es la sal realmente buena para nuestra salud? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es ideal ingerir como mucho 5 gramos de sal al día, es decir, una cucharadita. Sin embargo, normalmente superamos esta cantidad, ya que debemos tener en cuenta que no solo consumimos la sal que nosotros añadimos, sino que además muchos alimentos que compramos hechos ya contienen sal. 

Por esta razón, os recomendamos mirar bien los ingredientes de los alimentos que compramos en el supermercado, o directamente elaborar algunos de ellos en casa para asegurarnos de la cantidad de sal que contienen, por ejemplo, podríamos preparar nuestro propio pan. Para ello os aconsejamos utilizar algún robot de cocina como el Cooking Chef XL de Kenwood, el cual nos facilitará su elaboración gracias a su gancho de amasar.

Por lo tanto, de primeras puede parecer que la sal es dañina para nuestros organismos, pero la verdad es que tiene sus beneficios e inconvenientes. Por esta razón, a continuación os mostramos algunos, con el fin de resolver las dudas que se crean respecto al consumo de sal diario.

Beneficios de la sal

Inconvenientes de la sal

 

¿Qué os ha parecido este post? ¿Conocías todos los beneficios e inconvenientes que provoca la sal? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre salud e ingredientes aquí.

--- 

Imagen de cabecera de Daria-Yakovleva

 

Alimentos necesarios para preparar un buen poke bowl

El Poke Bowl es un plato cada vez más común en nuestras cocinas, este es parecido a una ensalada y normalmente lleva pescado crudo, verduras, alguna  salsa y una base de arroz, aunque también se le puede añadir otros ingredientes y variaciones. 

Este plato tan sencillo proviene de Hawaii, ya que originalmente eran los pescadores hawaianos quienes preparaban el pez recién pescado con algunas verduras, algas y  salsas, un plato muy nutritivo y sano. Hoy en día, el Poke Bowl ha ido evolucionando hasta integrar algunos toques de la gastronomía asiática.

Se trata de un plato muy equilibrado, ya que aporta proteínas animales y vegetales bajas en grasas, y carbohidratos con el arroz. Además, se puede comer perfectamente como plato único, porque su alto contenido en fibra provoca que nos saciemos rápidamente. Es muy fácil de preparar y adaptar al gusto de cada persona.

A continuación, os mostramos los ingredientes más típicos de un Poke Bowl y sus variaciones, aunque siempre estará formado por, una base, pescado crudo y algunos acompañamientos.

Ingredientes Poke Bowl

La Base

Como ya hemos comentado anteriormente, el arroz es rico en carbohidratos y es el principal alimento que se utiliza para crear la base del Poke Bowl, normalmente encontramos arroz integral o arroz de sushi, aunque también podemos cocer arroz blanco. Algunas variaciones del arroz pueden ser la quinoa o cualquier legumbre, como las lentejas o los garbanzos, altos en fibras y muy beneficiosos para la flora intestinal.

 

El pescado

Igual que en el sushi o el tataki de atún, el pescado crudo también se utiliza en el Poke Bowl. Los pescados más comunes que podemos encontrar en este plato son el atún rojo y el salmón, sin embargo, también se puede preparar con gambas o pulpo. Para aquellas personas vegetarianas o veganas se puede reemplazar el pescado por el tofu

El pescado crudo contiene muchas grasas saludables como el Omega 3, el cual nos disminuyen el riesgo de padecer colesterol. No obstante, sí que debemos vigilar con el anisakis, ya que este solo se elimina con el calor y al ser pescado crudo es muy probable que nos produzca algún problema de salud. Por esta razón es de vital importancia que congelemos el pescado durante 5 días a menos de 20º antes de consumirlo. 

poke bowl

Imagen de Luisa Brimble 

Acompañamientos

Verduras y frutas

Unos de los acompañamientos más importantes son las verduras y las frutas, ya que serán las que les den un toque personalizado y exótico a tu Poke Bowl

Las verduras más utilizadas son el tomate, maíz, cebolla, pepino o edamame, pero podemos añadir aquellas que nos apetezcan más. La verdura de hoja verde, también es una muy buena opción, ya que es saludable y aporta muchas vitaminas.

Para darle más color al Poke Bowl y una gran variedad de antioxidantes, debemos agregar la fruta. Generalmente se utilizan frutas exóticas como el aguacate, el mango, la papaya o la piña, pero de nuevo podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación y añadir las frutas que más nos gusten.  

Por último, en nuestro Poke Bowl no pueden faltar las algas marinas, las cuales son bajas en calorías y ricas en vitaminas.

Frutos secos y semillas

Otros ingredientes que podemos encontrar en este plato son las semillas de sésamo, lino o chía y los frutos secos, como las nueces, almendras o avellanas, entre otros. Esto aportará mucha fibra y minerales a nuestro organismo.

Salsas

Para finalizar nuestro Poke Bowl no pueden faltar las salsas y los condimentos, los cuales les darán un sabor único y espectacular. Generalmente se marina con  salsa de soja, aceite de sésamo o wasabi

Sin embargo podemos aliñarlo con aceite de oliva virgen extra o incluso otras  salsas, como la agridulce, el guacamole o la vinagreta de miel y prepararlas en casa con la ayuda de nuestro Robot de Cocina como el Cooking Chef XL de Kenwoodque gracias a su aplicación gratuita Kenwood World podremos inspirarnos a la hora de preparar la salsa, así nos aseguramos de hacer un Poke Bowl del todo casero y saludable.

 

¿Conocías el Poke Bowl? ¿Has probado alguna vez este plato o intentarás prepararlo? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre salud e ingredientes aquí.

 

¿Qué es el batch cooking?

Si quieres comer más sano y alejarte de los productos ultraprocesados, pero durante el día no tienes tiempo para cocinar, hoy os traemos la solución perfectaEl nuevo movimiento Batch Cooking consiste en cocinar durante un día para toda la semana y congelar los alimentos, para después calentarlos o acabar de cocinarlos cuando los queramos consumir. 

Esta nueva moda anglosajona además de ayudarnos a evitar el fast food, consumir comida casera y ahorrar tiempo, también nos permite ser más respetuosos con el medioambiente. Al saber lo que vas a comer durante la semana nos permite comprar solo lo que vamos a consumir, evitando malgastar la comida y el dinero.

Hay muy pocos alimentos que no se pueden congelar, como algunas salsas o hortalizas destinadas, normalmente, para elaborar ensaladas. Sin embargo, estos alimentos se pueden guardar perfectamente en la nevera y si es posible consumirlos durante los primeros días.  

Para aquellos que sí que se pueden congelar, es preferente utilizar alimentos frescos y de temporada, y siempre asegurarnos de que están bien protegidos en tuppers, bolsas envasadas al vacío, bolsas de congelación  o de silicona con opción de cierre hermético, para evitar que cojan gustos raros o se quemen por el frío.

Algunas ideas de alimentos y recetas que podemos cocinar para poner en práctica el Batch Cooking pueden ser potajes, sopas, purés, cremas, croquetas, albóndigas, hamburguesas, canelones, lasañas, verduras asadas, quinoa, cuscús, arroz, legumbres, o incluso algunos pescados como el bonito.

Como podéis ver hay muchas opciones y variaciones, pero a continuación os mostraremos dos sencillas recetas, que podéis congelar sin problema.

Recetas para el Batch Cooking: 

1. Crema de Garbanzos

Ingredientes:

Elaboración: 

Consejos:

     crema de garbanzos

 

2. Albóndigas fritas

Ingredientes:

Elaboración:

Consejos:

albóndigas fritas 

Imagen de Emanuel Ekström 

 

¿Conocías el movimiento Batch Cooking? ¿Qué te han parecido estas recetas para llevar a la práctica el Batch Cooking? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más recetas fáciles y deliciosas aquí.