Ingredientes de primavera que no pueden faltar en tu cocina

La primavera ya ha llegado a nuestras vidas, y con ella una gran variedad de ingredientes que no pueden faltar en nuestras cocinas. Es verdad que hoy en día es muy fácil encontrar cualquier alimento durante todo el año, pero si respetamos su naturaleza y los comemos durante su temporada, veremos que su sabor es mucho más intenso, mejoraremos nuestra salud y beneficiamos al medio ambiente.

Por esta razón, a continuación os exponemos 5 hortalizas y legumbres, y 5 frutas imprescindibles de esta estación, de esta manera podemos darle un toque alegre y de color a nuestros platos primaverales. Además, os mostraremos sus propiedades, y os daremos algunas ideas para añadirlos en vuestra dieta diaria, aunque con la aplicación gratuita de Kenwood World puedes encontrar una gran variedad de recetas.

 

Frutas de primavera

Fresas

La fruta por excelencia de la primavera son las fresas, sobre todo durante el mes de abril, estas se caracterizan por su sabor refrescante, dulce y a la vez ácido. Además, contienen pocas calorías, mucha fibra, y son beneficiosas para nuestra salud cardiovascular.

Las fresas se pueden añadir en diferentes tipos de recetas. Primeramente, si nos apetece combinarlas con platos principales, podemos integrarlas en una ensalada o crear una vinagreta para acompañar algunos pescados como el salmón o el atún. Si por el contrario preferimos una receta más dulce, podemos optar por una mousse, combinarlas con un zumo de naranja, o incluso comerlas solas o mezcladas con un poco de azúcar o nata.

 

Aguacate

El aguacate en España se cultiva en el sur del país, y su gran esplendor lo encontramos durante el mes de mayo. Su sabor refrescante es increíble, y aporta muchos beneficios a nuestro organismo. Este es rico en grasas monoinsaturadas, es decir, grasas que favorecen a nuestro cuerpo, entre ellas el Omega 3. Además, es rico en potasio, magnesio, en vitaminas B y E, y es antioxidante.

Con esta fruta podemos crear un guacamole casero, y combinarlo con ensaladas, tostadas, o utilizarlo como salsa sustitutiva a la mayonesa o el ketchup. También se puede comer sin ningún tipo de aliño, en platos como el Poke Bowl, ya que su sabor no decepciona. 

 

Cerezas

Las cerezas son las grandes esperadas de la primavera, estas empiezan a estar disponibles durante a finales de mayo y principios de junio. Son tremendamente dulces y jugosas, pero también son ricas en fibra, calcio, magnesio, potasio y hierro. Además contienen propiedades antioxidantes y vitaminas del tipo A, B, C, y E.

Su gran sabor dulce las hace ideales para los postres, las cuales se pueden combinar con recetas que lleven chocolate, creando un gran contraste. No obstante, también las podemos añadir a nuestras ensaladas, helados, yogur, o como complemento para algunas carnes y aves

Incluso para cuando empiece a hacer más calor, podemos hacer batidos y zumos con cerezas congeladas. Para ello os recomendamos utilizar la PureJuice de Kenwood, la cual está diseñada para extraer todos los nutrientes de las frutas y hortalizas, proporcionando todos los beneficios de estos alimentos

 

Nísperos

Esta fruta mediterránea está disponible por poco tiempo, ya que solo la podemos encontrar desde finales de abril hasta junio. Los nísperos son muy sabrosos, ricos en potasio y en vitamina A

Los podemos utilizar para crear mermelada o añadirlos en algunos bizcochos, combinarlos con miel y mató, o directamente comerlos naturales o en un zumo

 

Albaricoque

La última fruta que os mostraremos, es también la que tarda más en aparecer durante la primavera, ya que hasta mediados de junio no empezamos a ver los albaricoques por las fruterías. El sabor del albaricoque es muy parecido al melocotón, tiene pocas calorías, mucha fibra, es antioxidante y proporciona vitamina A

Al igual que los nísperos podemos usarlos para crear mermeladas o compotas, para rellenar magdalenas o tartas. También los podemos usar para acompañar diferentes tipos de carnes, pescados o ensaladas, estos se pueden marcar a la plancha y están deliciosos. 

 

Hortalizas y verduras de primavera

Espárragos verdes

Los espárragos verdes son un gran ingrediente en la cocina, ya que se pueden utilizar para crear una gran infinidad de recetas, pero también contienen mucha fibra, magnesio, calcio, vitaminas B, C y E, y ejercen un gran efecto depurativoUna receta que nunca falla, son espárragos verdes con jamón y huevo escalfado. También se pueden utilizar para añadirlos en nuestras cremas, purés, o tortillas. O simplemente podemos ponerlos a la plancha o al vapor, y utilizarlos como guarnición para carnes o pescados, o en ensaladas.

espárragos verdes

 

Guisantes

Los guisantes son muy tiernos y una fuente de proteína vegetal. Son muy beneficiosos para nuestro organismo, ya que contienen hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales

Estos se pueden preparar salteados con cebolla y jamón como plato principal, o como acompañamiento para algunos pescados como bacalao o carnes como las albóndigas. También los podemos utilizar para hacer un arroz tres delicias, o pasarlos por la sartén con tomate y huevo.

 

Judía Verde

La judía verde ayuda a reducir la hipertensión, el estreñimiento o el colesterol, ya que contiene muy pocas calorías, pero es rica en fibra y en vitaminas de tipo A, B y C.

La receta más típica donde podemos añadir nuestras judías es una menestra, pero igual que los guisantes y los espárragos, también las podemos acompañar con jamón, tomate, o también con arroz.

 

Cebolla

La época de esplendor de la cebolla llega en marzo, y contiene magnesio, potasio, calcio y vitamina B. Además, tiene propiedades antioxidantes e inflamatorias

Es una gran aliada para ayudar a darle más sabor a nuestras recetas, haciendo algún sofrito o caramelizando para acompañar algunos platos. También la podemos añadir en nuestras tortillas de patatas, hacer una sopa de cebolla para los días lluviosos de primavera,  o directamente comerla cruda en alguna ensalada.

 

Habas

Por último, encontramos las habas, las cuales son ricas en proteínas, hidratos de carbono, hierro y fibra. Las podemos encontrar hasta finales de mayo y previenen enfermedades cardiovasculares, ya que reducen el nivel de colesterol en sangre.

Como podéis ver muchas de estar hortalizas y legumbres se cocinan con jamón, como las habas. También las podemos utilizar como acompañamiento en algunos pescados, ensaladas de quinoa, arroz o lechuga. Un gran acierto es confitarlas junto a la alcachofa y acompañarlas con un poco de romesco.

 

 

¿Sabías que todos estos ingredientes son típicos en primavera? ¿Cuáles son tus imprescindibles para esta estación? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Descubre más sobre ingredientes y salud aquí.

 

Otras entradas sobre ingredientes 

4 de abril de 2018
Cómo limpiar correctamente frutas y verduras antes de consumirlas

Es indispensable manipular y limpiar correctamente frutas y verduras. Porque incluir frutas y verduras en nuestra dieta diaria es sinónimo de salud y bienestar, esto no es algo nuevo. Las frutas y verduras contienen multitud de propiedades que aportan muchos beneficios a nuestro organismo.

Leer más
6 de octubre de 2019
Las setas y cómo identificarlas

Con el inicio de las lluvias otoñales vuelve el producto estrella del otoño: las setas. Pero, ¿cuánto sabemos de setas? ¿cómo se deben recolectar?

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © De'Longhi Group Iberia
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram