Diferencias entre asar y hornear

Existen dos técnicas muy parecidas sobre las cuales no se tienen muy claras las diferencias. Si bien podrían lucir iguales, tienen particularidades importantes de aclarar. Estas son el horneado y el asado. Generalmente, en menús y recetas se puede encontrar un mismo alimento, pero cocido con diferentes ingredientes y técnicas. En la carta de un restaurante puede haber pollo horneado con vegetales, pollo asado con finas hierbas o pollo rostizado al limón. Quizás sean productos similares, pero si están diferenciados por una cocción específica, es por algo.

Si buscamos estas definiciones en el diccionario de la Real Academia Española encontramos que hornear significa meter algo en el horno para asarlo o cocerlo. Ahora, para definir qué es asar, esta institución dice que se trata de hacer comestible un alimento por la acción directa del fuego o por aire caliente y es lo que, a fin de cuentas, genera un horno.

 

Hornear

Es más que obvio que para hornear algún alimento necesitamos un horno. Hornear consiste en cocer en el horno alimentos como verduras, aves, carnes, pescados, panes o repostería. El calor, que penetra en el ingrediente, hace que se deshidrate y expulse sus jugos, a la vez que se cocina y se dora, aunque solo cuando el alimento está expuesto al aire caliente puede formar una capa dorada y en ocasiones crujiente. Pero, cuando se trata de preparaciones como el papillote, por ejemplo, en el cual el pescado está envuelto en aluminio, la coloración no aparece.

Suele hornearse sobre bandejas o en cazuelas especiales. Los hornos han de estar precalentados a una temperatura, entre 180 y 220 grados, esta temperatura varía según el alimento y la receta que se quiere realizar. Los alimentos generalmente se hornean en la rejilla central del horno a temperaturas de hasta 190ºC, lo que cocina lentamente el interior de los alimentos sin quemar su superficie.

muslos-de-pollo-con-verduras-horneado

 

Asar

Como ya hemos dicho anteriormente, el aire caliente del horno también puede asar los alimentos. Pero solo se puede considerar asado si recibe un calor fuerte que provoque la formación de una costra que contenga bien los jugos y se tueste y le otorgue así una textura crujiente. Específicamente, algo asado al horno tiene que estar sobre una rejilla o bandeja sin bordes, de modo que los líquidos o las grasas no mojen la pieza, para que no hagan que parezca hervido. Es este último rasgo lo que diferencia algo asado de algo horneado. Asar un alimento es, en resumen, cocerlo en un ambiente seco y caliente, se asan carnes, pescados, verduras, frutas.

El asado utiliza el calor directo del horno para cocinar rápidamente alimentos sólidos, como carne, pescado, frutas y verduras, a temperaturas de alrededor de 280ºC. Los asados pueden hacerse en horno, en parrilla o al aire libre en una barbacoa.

En horno se hacen principalmente piezas grandes, enteras, sobre rejilla o al broche para permitir la circulación del aire caliente para que este caramelice la superficie de la carne, impidiendo que se pierdan los jugos. La parte grasa se tiende a poner hacia arriba de forma que, al irse asando, esta grasa se derrita y riegue toda la pieza.

Para piezas pequeñas y tiernas es apropiada la parrilla, plancha y barbacoa, en estos casos el calor proveniente del carbón, gas o electricidad está muy próximo al alimento y hay que conseguir que el interior se haga antes de que se queme el exterior.

El asado asoma la superficie de los alimentos y funciona mejor para cocinar alimentos delgados. Este método también se puede usar para agregar textura al exterior de los alimentos que ya se han cocinado usando otro método como hornear.

 

pavo-asado-al-horno

 

En resumen, un alimento horneado puede ser un cordero al vino tinto que, evidentemente, por la presencia de esta bebida, será más jugoso y tierno. Pero uno asado debe tener la condición de estar dorado, con sus jugos en el interior y sin exceso de agua. Algo que lleve salsas, lógicamente, no puede asarse.

 

¿Conocías estas diferencias entre asar y hornear? ¿Conoces otras diferencias? ¡Déjanos tu comentario!

Descubre más técnicas de cocina aquí.

 


Imagen de PublicDomainPictures

Imagen de GreenbeltCoop

Otras entradas sobre técnicas de cocina 

3 de agosto de 2017
Tú también eres un chef. La esferificación en nuestra cocina.

Muchos son los programas de televisión que nos demuestran que cada vez, los particulares, somos más aficionados a la alta cocina o buena cocina. La cocina de nuestras madres y nuestras abuelas, tenemos que recordar que entonces eran ellas las que habitualmente han pasado por este espacio del hogar, hoy es la cocina de todos. […]

Leer más
11 de abril de 2018
Trucos para conseguir que los más pequeños del hogar se animen a comer verduras

Todos sabemos lo difícil que resulta conseguir que los niños desarrollen el gusto por las verduras. En concreto, para los padres es un verdadero reto de aumentar la variedad de verduras que los pequeños van admitiendo. En principio, has de saber que es completamente normal este rechazo inicial. Hay estudios confirmando que el sabor relativamente amargo de la […]

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © De'Longhi Group Iberia
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram